La endoscopia es un procedimiento médico que, con ayuda de un endoscopio, se puede ver el interior del cuerpo y en específico el aparato digestivo. Las imágenes obtenidas son distintas a las de una radiografía o ultrasonido y sirven para detectar enfermedades digestivas.



Gracias a estas imágenes es posible prevenir, diagnosticar y establecer a tiempo un tratamiento por alguna enfermedad o, incluso, por algún tipo de cáncer en el sistema digestivo. Algunos problemas no tienen sintomatología clara y por eso se realizan endoscopias específicas como es la sigmoidoscopia o la colonoscopia.

Las endoscopias permiten diagnosticar el cáncer en sus primeras etapas, previniendo el crecimiento o complicación de la enfermedad. Cuando los síntomas no son claro, la endoscopia te arroja un resultado correcto de acuerdo a la zona del cuerpo donde se presenten tus problemas.

Por ejemplo:

La laringoscopia permite ver las cuerdas vocales, la endoscopia ayuda a las personas con dificultades al ingerir alimentos y la colonoscopia es útil para las personas que liberan heces fecales con sangrado.

Recuerda a acudir con un médico especialista en endoscopia, que esté certificada, sea recomendado y tenga una gran trayectoria en el sector salud. Evita complicaciones y mejora todo tu proceso de digestión.